Skip to main content

Cómo Aplicar Insulina

Cómo Aplicar Insulina

La ansiedad por tener que inyectarse insulina es natural, especialmente si este tratamiento es nuevo para usted. Puede tratarse de miedo a lo desconocido, porque no está seguro de qué esperar; sin embargo, en poco tiempo se adaptará al nuevo tratamiento y luego formará parte de su vida y no le causará mayor molestia en su día a día. Su equipo médico será capaz de dar orientaciones sobre cómo usar la insulina y descubrirá diversas formas de hacerlo de la manera más cómoda posible.

Si es nuevo en la utilización de inyecciones de insulina, pídale a su médico que le enseñe cómo inyectarla. Estos diez pasos son una buena guía para la aplicación:

1. No es necesario desinfectar la piel, pero la higiene es esencial, por lo que debe asegurarse de lavarse las manos antes de las inyecciones.

2. Eyecte una pequeña cantidad de insulina hacia el aire, con miras a asegurar que la aguja esté llena con la insulina.

3. Si se le ha aconsejado utilizar el "pellizco con dos dedos", levante la piel con el pulgar y el dedo índice.

4. Asegúrese de que la aguja esté en la posición correcta, es decir, con la punta afilada hacia la piel.

5. Mantenga la aguja en un ángulo de 90º con la superficie de la piel.

6. Sujete el pliegue de piel e inyecte la insulina.

7. Si está utilizando una lapicera de insulina, cuente hasta 10 lentamente, para evitar el goteo de la aguja de insulina. Si está utilizando una jeringa, solo necesita esperar algunos segundos.

8. Quite la aguja.

9. Suelte el pliegue de la piel.

10. Deseche la aguja con cuidado y póngala en un recipiente específico para el descarte de material infeccioso.