Skip to main content

La Diabetes Gestacional

La Diabetes Gestacional

La diabetes gestacional es aquella que se produce durante el embarazo. Al igual que en las otras formas de diabetes, se caracteriza por un alto nivel de glucosa. Muchas veces, se puede controlar con tan solo algunos cambios en el estilo de vida. Por esto, la diabetes gestacional solo debe ser motivo de preocupación si no se trata o si no se controla adecuadamente. Su médico puede proporcionarle más información para disminuir sus niveles de glucosa, por lo que puede disfrutar de un embarazo saludable.

¿Qué causa la diabetes gestacional?

Antes de quedar embarazada, la insulina que usted producía era suficiente para las necesidades del organismo. Durante el embarazo, es necesario suplir también las necesidades del bebé, pero si se tiene diabetes gestacional, la insulina que el cuerpo produce no es suficiente para los dos organismos, lo que hace que el nivel de glucosa aumente. Además, los cambios hormonales que interfieren en la función de la insulina también pueden ser una causa para el alto nivel de glucosa durante el embarazo.

¿Cómo tratar la diabetes gestacional?

El tratamiento clave para la diabetes gestacional es cambiar el estilo de vida. El primer paso es cambiar la dieta para reducir el consumo de alimentos y bebidas con azúcar. Su médico puede ayudarle a elaborar un plan de alimentación saludable para reducir el nivel de glucosa y para que haga actividades físicas regularmente.

Es muy importante buscar siempre orientación de un profesional de salud antes de cambiar su dieta o aumentar la cantidad de actividad física, especialmente si está embarazada. El profesional acompañará de cerca su progreso y, si descubre que el cambio en el estilo de vida no está controlando el nivel de glucosa, puede prescribir un tratamiento con insulina.

¿La diabetes gestacional puede afectar al bebé?

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional no afecta la salud del niño, principalmente porque la mayoría de las mujeres desarrolla esta condición en la etapa final del embarazo, cuando los órganos principales de los bebés ya están formados. Puede haber un pequeño riesgo de problemas de salud, si no se le ha diagnosticado antes del embarazo o si sus niveles de glucosa permanecen altos por un largo tiempo.

Cuando usted tiene una diabetes gestacional con un alto nivel de glucosa, esta azúcar va al bebé, que empieza a producir insulina extra. Esta combinación de exceso de glucosa e insulina puede llevar al aumento de peso del bebé al nacer. Tras el nacimiento, el suministro del alto nivel de glucosa se corta. Como ya se había acostumbrado a estos altos niveles, corre el riesgo de presentar hipoglucemia; dicho de otro modo, un bajo nivel de glucosa. Pero no se preocupe, esto suele durar unos días después del parto, mientras se regula el metabolismo.

¿Aún tendré diabetes gestacional después de que nazca el bebé?

La mayoría de las mujeres que desarrollan la diabetes gestacional descubren que la enfermedad desaparece después del nacimiento del bebé, pero un pequeño número puede seguir con la diabetes. Si usted tuvo la enfermedad en el embarazo, es probable que tenga de nuevo en las próximas gestaciones. Además, también tiene un mayor riesgo de desarrollar la diabetes de tipo 2 en la madurez. Para reducir el riesgo de diabetes a largo plazo, haga cambios en su estilo de vida, en especial en lo que se refiere a un control de peso saludable y a la práctica de actividades físicas.