Skip to main content

Glucagón

Glucagón

El glucagón es una hormona producida en el páncreas. Sirve para aumentar su nivel de glucemia, lo que significa que tiene el efecto contrario a la insulina. Su cuerpo utiliza el glucagón durante períodos prolongados sin alimentos, como en la noche. Si usted tiene diabetes de tipo 2, seguirá produciendo glucagón mientras produzca algo de insulina. Sin embargo, si se llega a la fase en que no se produce nada de insulina, se perderá también la capacidad de producir glucagón.

Si su nivel de glucemia cae demasiado, generalmente con niveles inferiores a 70 mg/dl, es posible que desarrolle hipoglucemia. Las personas con diabetes de tipo 2 que toman determinados medicamentos o tratan su condición con insulina están en riesgo de hipoglucemia. Si se deja a la persona sin tratamiento, puede perder el conocimiento y necesitar una inyección de glucagón, pero son pocos los que la necesitan.

Inyecciones de glucagón

El glucagón puede administrarse con una inyección, igual que la insulina. Se presenta en polvo, con una jeringa y agua. El polvo se disuelve en agua antes de inyectarlo. Se debe seguir las instrucciones del equipo médico, pero se recomienda administrar primero la mitad de la dosis y, después de cinco minutos, comprobar si se necesita la otra mitad.

La aplicación de la segunda dosis puede causar efectos secundarios, tales como dolores de cabeza y nauseas; sin embargo, si no hay mejora tras la primera dosis, se debe recurrir a la segunda. Su equipo médico será capaz de mostrarle cómo se inyecta el glucagón. Si usted tiene un episodio hipoglucémico, siga los consejos que se describen a continuación, ya que lo prepararán a usted y a su entorno, en caso de que necesite una inyección de glucagón.

Si encuentra a alguien con diabetes inconsciente, debe llamar una ambulancia de inmediato.

Si está en tratamiento con insulina y tiene propensión a la hipoglucemia, deberá llevar consigo un kit de inyección de glucagón. Pídale a su médico que le recete uno. Asegúrese de que un familiar o alguien cercano a usted sepa cómo aplicarle una inyección de glucagón. Ponga atención a la fecha de caducidad del kit. Un glucagón con la fecha vencida se puede utilizar para el entrenamiento de cómo disolver el polvo y colocar la solución en la jeringa, pero nunca debe inyectar.

Si está planeando pasar un período de actividades más activo de lo habitual (como salir de vacaciones), lleve una inyección de glucagón. Es más probable que se dé la hipoglucemia cuando hay un consumo de energía extra. También debe avisar a los que viajan con usted sobre su condición.