Skip to main content

Tratamiento con Insulina - Verdades y Mentiras

Tratamiento con Insulina - Verdades y Mentiras

La insulina es la terapia más poderosa disponible para el tratamiento de la diabetes. A pesar de ello, muchas personas siguen siendo reacias a usarla. Lamentablemente, este es uno de los mayores obstáculos para el tratamiento.

Gran parte de las razones por las que las personas no quieren usar la insulina está arraigada a mitos y folclore. La diabetes es una condición que sobreviene entre las familias y mucha gente pospone el tratamiento con insulina, porque recuerda a un pariente mayor que desarrolló problemas severos de salud tomando, simultáneamente, insulina. Es probable que la mayor parte de los problemas que tuvieron no se debieran a efectos secundarios del tratamiento con insulina, sino a los síntomas de la diabetes no tratados.

Si la insulina es prescrita, es esencial que se discutan todas las preocupaciones existentes con el equipo médico. Puede haber algunas preocupaciones acerca de cómo la insulina puede afectar su salud y su vida, sin embargo, la mayoría de estos temores está arraigado a los siguientes mitos:

  • “El tratamiento con insulina provoca graves problemas de salud.” - No es el tratamiento con insulina, sino la diabetes no tratada la que lleva a las complicaciones de salud. Si se recibe una prescripción de insulina, cuanto más temprano la utilice, menor será la probabilidad de presentar las complicaciones asociadas a la diabetes.
  • “El tratamiento con insulina aumentará mi peso.” - El tratamiento con insulina tiene un impacto sobre el peso similar al de los tratamientos orales que probablemente utiliza. Acuda a un nutricionista que le explicará cómo puede neutralizar el aumento de peso por medio de dieta y ejercicio.
  • “Una vez que empiezo, voy a utilizar insulina por el resto de mi vida.” - Esto no es cierto en todos los casos. Algunas personas toman insulina por un corto período de tiempo para tratar la hiperglucemia. Sim embargo, muchas personas siguen utilizándola por el resto de sus vidas.
  • “El tratamiento con insulina es complicado e incómodo.” - Puede que sea incómodo si está usando insulina regular de acción corta, que tiene que inyectarse de 30 a 45 minutos antes de las comidas. Sin embargo, si está utilizando una insulina de acción rápida, no necesita planearla con antelación y puede inyectarla inmediatamente antes de las comidas. La mayoría de las personas consideran que incluir insulina en su rutina diaria tiene un impacto pequeño en su estilo de vida. Es importante recordar que las complicaciones derivadas de la diabetes no tratada pueden ser mucho más incómodas que el tratamiento.
  • “Si uso insulina, las personas van a pensar que soy discapacitado.” - Independientemente de lo que algunos piensen, usar insulina no significa que usted sea discapacitado. Sin embargo, la diabetes no controlada puede llevar a deficiencias severas.
  • “Las inyecciones de insulina son dolorosas.” - El tratamiento con insulina es mucho menos doloroso que otros tipos de inyecciones y hay muchas formas de reducir el dolor que producen. A lo largo del tiempo, muchas personas han afirmado que el tratamiento es indoloro.